sábado, 13 de julio de 2013

La piedra de Rosetta


Gracias a la piedra de Rosetta, se puede leer y escribir la lengua egipcia.





La Piedra de Rosetta es una piedra de granito, de color oscuro, que fue descubierta el 15 de julio de 1799, durante la ocupación francesa, cerca de Rashid (Egipto).
Su descubridor fue el capitán francés Bouchard Pierre, del ejército napoleónico. Este oficial realizaba un trabajo de rutina y al observar un muro que estaban demoliendo, le llamó la atención una piedra negra con inscripciones en tres diferentes escrituras, avisando de inmediato a su jefe quien ordena mandarla de inmediato a Alejandría.
La piedra daría la clave a los científicos para interpretar la escritura jeroglífica egipcia.
La losa es muy singular, que tenía al parecer unas inscripciones en tres idiomas diferentes: jeroglífico, demótico (que era el egipcio popular, como la lengua romance en España) y griego. Esta característica, fue la que hizo posible al científico inglés Thomas Young (1773-1829) ir relacionando símbolos y signos de los textos grabados en la piedra y crear una correspondencia entre ellos, labor que culminaría el famoso egiptólogo francés Jean-François Champollion (1790-1832), posibilitando al mundo conocer la historia del antiguo Egipto.


Escritura jeroglífica egipcia



Escritura demótica egipcia



Escritura griega




Texto inscripción de la piedra:
El texto que figura en esta piedra, era el Decreto de Memfis del 27 de Marzo de 196 a.C., realizado bajo el reinado de Ptolomeo V Epífanes, una compleja fórmula de agradecimiento al soberano que dice:
"Bajo el reinado del joven que recibió la soberanía de su padre, Señor de las Insignias reales, cubierto de gloria, el instaurador del orden en Egipcio, piadoso hacia los dioses, superior a sus enemigos, que ha restablecido la vida de los hombres, Señor de la Fiesta de los Treinta Años, igual a Hefaistos el Grande, un rey como el Sol, Gran rey sobre el Alto y el Bajo país, descendiente de los dioses Filopáteres, a quien Hefaistos ha dado aprobación, a quien el Sol le ha dado la victoria, la imagen viva de Zeus, hijo del Sol, Ptolomeo. Viviendo por siempre, amado de Ptah.
En el año noveno, cuando Aetos, hijo de Aetos, era sacerdote de Alejandro y de los dioses Soteres, de los dioses Adelfas, y de los dioses Euergetes, y de los dioses Filopáteres, y del dios Epífanes Eucharistos, siendo Pyrrha, hija de Filinos, athlófora de Berenice Euergetes; siendo Aria, hija de Diógenes, canéfora de Arsínoe Filadelfo; siendo Irene, hija de Ptolomeo, sacerdotisa de Arsínoe Filopátor, en el (día) cuarto del mes Xandikos —o el 18 de Mekhir de los egipcios—"



En la actualidad, la Piedra Rosetta se encuentra en el Museo Británico de Londres para su exhibición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario